Es necesario el congregarnos

COLUMNA PASTORAL

RVDO. CÉSAR R. MAURÁS TORRES

9 DE OCTUBRE DE 2016

ES NECESARIO EL CONGREGARNOS

Yo me alegro cuando me dicen: -Vamos a la casa del Señor”. Salmo 122:1 (NVI)

Al igual que todo judío fiel, el salmista expresa grande regocijo al ser invitado a la casa del Señor. Tan significativo era el asistir al templo para el pueblo judío, que aquellos que vivían en la diáspora, y no podían asistir en las peregrinaciones anuales, tenían como meta última en sus vidas el ir por lo menos una vez en su vida a adorar en la casa del Señor.

Era que el templo revestía un enorme significado para el pueblo de Dios. Para ellos allí se simbolizaba la presencia misma de Dios. Era el lugar de encuentro del pueblo con sus hermanos y con su identidad. Allí renovaban sus fuerzas y convencimientos de fe. Allí se animaban en medio de sus crisis como pueblo y como individuos. El templo era el lugar también del encuentro con la Palabra Divina. En fin, era inconcebible, para un judío, el no asistir a adorar en el Santuario.

Recuerdo cuando para nosotros y nosotras, el congregarnos era motivo de grande regocijo como iglesia. Veníamos al templo casi todos los días de la semana. ¡Qué alegría venir a encontrarnos con los hermanos y hermanas, que alegría el hablar, charlar y hacer maldades juntos!

Pero con el correr de los tiempos todo fue cambiando, ahora la visita al templo es algo menos significativo, ahora venimos un domingo si y otros no. Ahora tenemos otras prioridades, y el congregarnos es asunto, en el mejor de los casos, secundario. Sin darnos cuenta hemos ido perdiendo el calor que genera el reunirnos, somos llaneros solitarios. Por eso el dolor generado por los golpes de la adversidad nos lastiman tanto. Por eso necesitamos de tantos remedios sintéticos para lidiar con nuestras soledades, frustraciones, ansiedades y depresiones. Es que nos estamos perdiendo el bálsamo de la comunión de los unos con los otros.

Hermano y hermana: “No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca”.

Categoría Columna Pastoral | Tags: | Publicado en octubre 9, 2016

.

close window